11. LOS MÁRTIRES DE LA FE

Por favor escribir el numero del mensaje

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

11. LOS MÁRTIRES DE LA FE

Caminan con Dios.
Ellos no tienen temor.
Su mente y su corazón están con Dios.
Son gozosos.
Son diligentes.
Son misericordiosos.
Son testimonios vivos.
Son testigos vivos de Jesucristo.
En silencio hacen buenas obras.
Saben que son peregrinos en la tierra,
y que son aves de paso.
No le temen a las amenazas.
No le temen al dolor y a la fatiga.
Son verdaderos soldados de Jesucristo.
Anhelan a la Jerusalem celestial.
A nada se aferran.
Solamente en Dios tienen su esperanza.
Sobre la verdadera roca se apoyan.
Los mártires de la fe han sido  perseguidos,
aserrados, humillados, discriminados,
azotados y ultrajados.
A las fieras fueron entregados y no hubo llanto,
sino que cantaban y bendecían a Dios.
El mártir de la fe no le teme a la muerte,
porque saben que es un corto sueño,
para luego despertar a la resurrección.
Escucharan la poderosa voz de Jesucristo
y su cuerpo corruptible se volverá incorruptible,
y en su segunda venida los mártires vivos,
transformaran su cuerpo mortal en celestial,
y recibirán al Rey de Reyes en el aire,
y verán el rostro de Jesucristo.
Estarán en la Bodas del Cordero.
No temas, se fuerte, dice el Señor
y confía en mí porque cumpliré todas las promesas.
Tendremos verdadera paz y las naciones,
ya no se prepararan más para la guerra.
No habrá hambre, ni epidemias,
ni llanto, ni maldad.
Las naciones rendirán culto al
único y verdadero Dios.
Fortalece tu fe porque vienen
cosas maravillosas.
Lo mejor de nuestras vidas están por venir.
No te confíes.
No te desanimes.
Ocúpate de tu salvación.
Que la venida del Señor,
no te coja de sorpresa.
No te apegues a lo material.
Porque hay momentos y habrá momentos,
en que el oro, la plata y las riquezas,
no servirán para nada.
Ten paciencia y camina con temor,
temblor y sabiduría, porque el Señor
nos protegerá de la gran tribulación.
Es promesa divina.
No le temas al martirio y a la persecución,
porque esto es nada, en comparación
con las promesas eternas del Señor.
Se valiente, firme y nunca seas tibio,
para que el Señor no te vomite.
Dios no quiere cristianos indecisos.
Los quiere definidos y con verdadera fe.
Honor y gloria al justo y poderoso.
Honor y gloria al que venció a satanas.
Honor y gloria al que venció a la muerte.

* Gen 5: 23-24; Gen 6:8-9; Prov 15: 8; Jn 16:22; 2 Co 13: 11; 1Ts 5:16-19; Prov 10:4; Prov 13:4; Prov 21:5; Ef 4:32; Prov 14:21; Mt 5:7; Prov 19:22; Mr 13:9; 2Ti 1: 8; 2 Ts 1:10; 1 P 5:1; Is 43: 10; Is 44:8; Luc 24: 48; 1P 5:1; Hch 10:39; Hch 1:8;  He 11:13; 1 P 2: 11; 2 Ti 2: 3-4; He 12:22; Ap 21:2; Ap 3:12; Sal 9:18; Sal 14:6; Sal 39: 7; Sal 62:5; Sal 62:6-7; Sal 91:2; 1Co 10: 3-4; Sal 31:2; Sal 62:2; Sal 71:3; Sal 89:26; Hch 5:40; 2 Co 2:10; 2 Co 11: 25- 27; He 11: 36-37; 2 Co 4:11; Dn 6: 16-23; Sal 23:4; Ro 8:38-39; Sal 13:3; Jn 11: 11; Ef 5:14; Ez 37: 1-14; Is 26:19; Hch 24:15; He 11:35; Hch 26:23; Job 37: 2-5; Sal 19:4; Sal 18: 13; 1 Co 15:52-55; 1Co 15:50; 1Co 15.42; 1Ts 4:13; 1 Ts 4:17; Sal 17:15; Ap 22:4; Ap 19:9; Ap 21:2; Jos 1:9; Is 2:4; Os 2:18; Mi 4:3; Is 49:10; Ap 7:16; Sal 91:10; Is 51:11; Ap 21:4; Is 25: 8; Sal 86:9-10; Is 66:23; Ap 15:4; Fil 2:12; He 2:3; Mt 24:42; 1Ts 5:2; Job 27:15-16; Job 36:18-19; Sal 39:6; 1P 1:17; Sal 18:28; Mt 24: 21; Pr 11:8; Ap 3:15-16; Jn 16:33; Ro 16:20; Ap 21:4; Is 25:8