40. JESUCRISTO PRESIDIA, PRESIDE Y PRESIDIRÁ

Por favor escribir el numero del mensaje

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

40. JESUCRISTO PRESIDIA, PRESIDE Y PRESIDIRÁ

En el principio todo era invisible.
En el principio todo era espiritual.
Y el Verbo era.
Y el verbo era con Dios.
Y el Verbo era Dios.
No existían los ángeles.
No existía la creación.
Después, creación espiritual hiciste.
Ángeles formaste.
y tronos fundaste
y Jesucristo presidia.
A tus ángeles, poder y mandamiento les diste
para que santo carácter formaran.
El universo maravilloso creaste:
Delante del gozo de ángeles lo hiciste.
Hermoso en gran manera era,
armonía y delicia reinaban
y Jesucristo presidia.
A los ángeles probaste,
unos obedecieron y
otros se rebelaron.
La gran batalla  ocurrió,
el golpe de estado se frustró,
y el universo desolado quedó.
Y vi caer a satanas como un rayo
y junto a sus demonios expulsó.
El pecado y maldad engendraron
y Jesucristo presidia.
Sobre la faz de la tierra
tu espíritu la renovó
y hermosa quedó.
Creaste al hombre y a la mujer
y el linaje humano apareció.
Instrucciones les diste
y mandamientos también
para ser probados.
Y Jesucristo presidia.
Esperanza tenían
y a la vida eterna aspiraban.
En escena entró satanas
y con sutil mentira,
con la esperanza acabó.
El sufrimiento apareció,
el dolor reinó
y el mal se multiplicó.
Abel te obedeció,
Abraham superó la prueba
e Isaac continuo la obra.
Jacob la multiplicó y
Jose la protegió y prosperó.
En Egipto, la esclavitud
conoció el pueblo de Dios,
mas Jesucristo la libertad les dio
y Moisés su instrumento fue.
Y Jesucristo presidia.
Con Moisés al frente
la congregación condujo
y en el monte Sinaí
el antiguo pacto contrajo.
Moisés de lejos vio lo prometido
mas Josué, el sueño realizó.
y Jesucristo presidia.
En la conquista de la tierra prometida,
reinos y reyes les entregó
y a Israel, con jueces legisló
pero como a tu Rey, te rechazó
y rey humano exigió.
Tus mandatos rechazaron
e ídolos abrazaron
y la congregación se dividió.
Y Jesucristo presidia.
Cautivos fueron,
en Babilonia padecieron
y a Jerusalén anhelaban.
Pocos volvieron
y el templo reconstruyeron.
y Jesucristo presidia.
Con gran celo crecieron
y a la ley reverenciaron.
Sin saberlo, el camino preparaban
al Justo Redentor.
Y Jesucristo presidia.
Juan El Bautista, lo anunció
y el Bendito, nació.
Herodes se confundió
y la profecía se cumplió.
El Señor, nada abrogó
y todo cumplió.
A prisioneros del pecado liberó,
a enfermos sanó
y a demonios expulsó.
Y Jesucristo presidia.
Las buenas nuevas anuncio,
su evangelio predicó
y a necios religiosos reprendió.
Esperanza al muerto dio
y con su preciosa sangre,
un nuevo pacto dio.
Y Jesucristo presidia.
Hoy vivimos el Nuevo Pacto
y en tiempos del fin estamos.
Que Cristo viva en nosotros
para estar en las Bodas del Cordero.
Jesucristo no ha cambiado:
Es el mismo de ayer, del presente
y de la eternidad.
Naciones todas, arrepiéntanse.
Pueblos todos, alábenle.
Reyes de la tierra, témanle.
Hijos de Dios, ámenle.

* Jn 1: 1-5; Col 1:15-17; Sal 148: 2, 5; Ez 28: 13; 1Ti1:17; Ro 11:36; 1Co 8:6; Ro 1:20;
Job 38:1-41; Job 39:1-30; Jud 6; 2P 2:4; Ap 12:7-9; Ez 28: 14-18; Lc 10:18; Is
14:12,15; Gn 1:1-31; Gn 2:16; Ex 20:1-17; Jn 13:34; Ro 13: 6-10; Mt 5:17-20; Is
42:21; Ro 6:14; He 8:13; Jer 9:7;Ez 28:12-19; Sal 17:3; Ro 15:13; Gá 5:5; Jud 21; Col
1:5; Jn 6: 68; Gá 6:8; Gn 3:1-24; Gn 4:1-16; Gn 22:1-18; He 11;17;  He 11:8; Gn 26:
1-5; He 11:20-21; Gn 35:10-15; He 11:22; Gn 41:37-57; Ex 1:8-14; Hch 7:35-39; Ex
1:15-22; Ex 2: 1-10; Ex 19:1-25; Ex 20: 1-17; Ex 24:12; Hch 7:38-39; Dt 32: 48-52; Nm
27:18-23; Dt 31: 1-8; Hch 7:45; Jos 1:1-18; Jos 2: 1-24; Jue 2: 6- 19; Jue 2:16; 1S 8:1-
9; Mi 3:1-12; 1R12:1-24; 2Cr 10:19; 2R23:36-37; 2R24:1-17; Sal 137:1-6; Hch 7:43;
2Cr36:22-23; Esd1:1-11; Esd3:1-13; Esd10:1-17; Jn1:19-28; Mt 3:1-3; Lc1:26-38; Lc
2: 1-20; Mt 2:1-2; Mt 2: 1-18; Mi 5:2; Mt 5:17; Mt 15:29-31; Mt 8:28-34; Lc 4:16-21;
Mt 4:12-25; Mt 23:1-38; Jn 11:25-26; Pr 14:32; Lc 22:20; 1P 1:19-25; Mt 24: 3-28; Gá
2:20; Ap 19:7,9; He 13:8; Lc 24:47; Mc 16:15-16; 1Cr 16:8; Sal 117:1-2; Sal 105:1;
1Cr 16:24,31; Sal 33:8-22.