77. NO VUELVAS ATRÁS

Por favor escribir el numero del mensaje

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

77. NO VUELVAS ATRÁS

¿Por qué mirar atrás?
Recuerda que en el bautismo
todo quedó sepultado y
a partir de este momento,
tenemos mente y corazón nuevos.
A partir de este momento,
tenemos un nuevo mandato:
Ser un nuevo hombre.
A partir de este momento,
no tiene sentido volver atrás.
¿Por qué? Y ¿Para qué?
El mismo Dios perdonó y
olvidó nuestros pecados.
Volver atrás es
morir nuevamente.
No recuerdas a la esposa de Lot
que desobedeció el mandato?
¿Qué le pasó? ¿Por qué lo hizo?
Caminar con Dios significa
avanzar hacia adelante y
crecer hasta llegar a la misma
altura de Nuestro Señor Jesucristo.
¡Se obediente: No vuelvas atrás!
Volver atrás significa que no
aceptas al Señor como tu Salvador.
Volver atrás significa escondernos en el
pasado para no enfrentar
la realidad hoy.
Volver atrás significa vivir de recuerdos
que ya pasaron.
Volver atrás significa
no caminar con Dios.
Volver atrás significa vivir una realidad
que no corresponde con la actual.
Volver atrás significa hacerse el mártir por hechos que ya ocurrieron.
Quien mira hacia adelante es obediente.
Quien mira hacia adelante es valiente.
Quien mira hacia adelante es sabio y prudente.
Quien mira hacia adelante hace la voluntad del Señor.
Los mejores tiempos están por venir.
La verdadera paz está por venir.
Nueva tierra y nuevos cielos tendremos.
Dios reinará con nosotros.
Todo dolor, toda angustia,
todo llanto, desaparecerán.
Satanás y sus demonios,
no nos tentarán.
Adoremos al verdadero Dios.
Verdadera justicia nos espera.
Verdadera luz nos espera.
Verdadera comida y bebida tendremos.
Vale la pena obedecer.
Vale la pena esperar.
Vale la pena someterse al justo Dios.
Vale la pena caminar con Dios.
Vale la pena tener paciencia.
Jesucristo muy pronto retornará.
Preparemos el camino
para que cuando Él regrese,
encuentre fe entre sus seguidores.
¡NO VUELVAS ATRÁS¡

*Lc 9:62; Fil 3:13-14; Jer 7:24;; Gá 4:8-10; Ro 6:4; Ef 4:24; Col 2:12-13; 2Co 5:17;
Gá 6:15-16; Ez 36:26; Col 3:5-17; Jn 3:3-5; Is 43:18-19; 1 Jn 1:9; Lot Gen 19:17-26;
Ef 4:13; Sal 44:18; Jer 7:24-26; 1P 1:14-16; Ro 5:19; Hech 5:29; Is 60:16; Gá 4:9-10;
Fil 3:13-14; He 6:1; Fil 3:12; 2Co 5:17; Sal 119:1-8; Lc 9:62; 2P 3:12-14; Lc 21:27-28; 
Is 35:1-10; Mi 4:7; Ap 5:10; Ap 11:15; Ap 20:4; Sal 146:10; Zac 14:9; 2P 2:9; 1Co
10:13; St 4:7-9; Sal 96:1-13; Lc 4:8; Is 11:4; He 11:7; 2P 3:13; Jn 8:12; Sal 36:9; Is
60:20; Jn 6:53-56; Jn 4:34; St 1:25; Hech 5:29; Dt 28: 1-14; Sal 18:30; Sal 32:10; St
4:7-8; 1P 5:5-6; Dt 5:33; Is 2:5; Pr 10:29; Ro 8:25-26; St 5:8; He 12:1; Ap 2:16; 2P
3:9-10; Lc 3:4-5; Lc 18:8; Lc 9:62.