82. DÍAS DE GRAN ANGUSTIA

Por favor escribir el numero del mensaje

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

82. DÍAS DE GRAN ANGUSTIA

Días de angustia vivimos.
Días de angustia viviremos.
En nuestros días, guerras, terremotos,
epidemias y maldad nos acechan.
El mundo se alejó de Dios.
El mundo se corrompió.
El mundo endureció su corazón
y no tiene paz ni esperanza.
Todo es confusión y solamente se busca
claridad en los propósitos materiales.
Por encima de la oscuridad, hay luz y
Dios cumple su plan sobre la tierra.
Su plan es de salvación y es necesario
que todo esto ocurra para que finalmente,
busquemos con todas nuestras fuerzas,
con toda nuestra mente y con todo
nuestro corazón el favor de Dios.
Humanidad toda: arrepiéntase.
Humanidad toda: obedezca con amor.
Humanidad toda: obre con sabiduría.
Humanidad toda: obre con entendimiento.
Humanidad toda: obre con temor y temblor.
Porque la justicia de Dios nos juzgará de
acuerdo a nuestras obras sobre la tierra.
Ya viene, ya casi viene. Está a las puertas, está listo,
pronto, muy pronto vendrá nuestro
Señor Jesucristo por segunda vez.
Días terribles serán antes de su venida.
Día terrible, el de su regreso.
Sin Dios somos pobres y tristes criaturas
que no lo podremos enfrentar. Solamente,
la obediencia solamente, el caminar con Él,
solamente, una fe verdadera solamente,
las buenas obras podrán protegernos de
estos terribles días de gran tribulación.
¡Ánimo! Todavía podemos evitar la ira de Dios.
¡Ánimo! Solamente con Dios venceremos.
¡Ánimo! porque si tú quieres, Dios te perdonará
y estarás con Él en las Bodas del Cordero.
Oh Dios, canción alegre es tu protección.
Fortaleza segura es tu ley.
En tu corazón hay clemencia infinita.
Deja todo por seguir a Dios.
No te apegues a nada porque nada podrás llevar.
Mira siempre adelante y asegura tu galardón.
Hombre sabio es el que se apoya en la roca.
Hombre sabio es el que camina con Dios.
Hombre sabio es el que agrada a Dios.
Hombre sabio es el que hace buenas obras.
Haz que cuando vuelva el Señor, nos encuentre
haciendo el bien. Y finalmente, haz que cuando
vuelva el Señor, encuentre fe entre sus seguidores.

* 2Ti 3:1-3; Mt 24:6-13; Jer 30:7; Is 59:6-10; Lc 21:11; Mr 13:7-8; Is 1:2-7; Mc 4:19; Sal 14:1-3; Ro 2:5-6; Hech 28:27; Ap 16:11; Jer 7:26; 2 Co 3:14; Ef 2:12; Ro 3:17-18; Ez 7:25; Jer 3:24; 1Co 14:33; St 5:2-3; Mt 6:25; 1Jn 2:15-17; Ef 5:8-14; 2Co 4:6; 1P 2:9; 1P 1:3-25; 2P 3:13; Lc 3:6; Hech 4:12; 1 Jn 2:25, 28; Lc 21:9-13; Mt 24:6; Mc 13:7; Ec 3:1; Dt 6:5; Dt 4:29; Dt 10:12-13; 2P 3:9; Mt 3:7-8; Ro 2:4-11; Hech 5:29; Sal 18:1-2; Dt 28:1; Pr 3:13-16; Sal 37:30; Pr 1:7; Ef 1:18; 1 P1:13; Dn 12:3; Sal 119:104; Sal 33:8; Fil 2:12; He 4:1; Ec 12:13-14; Ro 2:6; Ez 18:30-32; Jud 1:15; He 10:37; Fil 4:5; St 5:8; Ap 22:7,12, 20; Jl 2:1-13, 31; Is 13:8-11; Mt 24:21,29-30; Is 13:6-15; Dt 28:1; Dt 5:33; Pr 10:17; St 1:22; Ro 1:17; Mc 9:23; St 2:26; Mt 5:16; Col 1:10; Ap 3:17; Ef 2:1-2; Jer 5:3-4; Ro 3:16-18; St 4:8-10; Mc 1:14-15; Lc 15:7-10; Hech 3:19-20; 1 Jn 5:4-5; Jn 16:33; Jer 1:19; 1Co 15:57; Ro 8:37; Ez 33:14-16; Mt 6:14; Sal 130: 1-4; Hech 10:42-43; Mt 25:1-13;Ap 19:7-9; Sal 40:1-3; Sal 149:1-7; Is 12:2; Sal 145:1-9; Ex 15:2; Sal 19:7-10; Lev 25:18; St 1:25; Neh 9:17; 1 Ti 1:16; Sal 86:15; 2P 3:9; Mt 6:24; Mt 4:19-20; Mc 8:34-36; Mt 19:16-30; Mt 6:19-21; Gn 19:26; He 11:24-26; He 10:35; 2Jn 1:8; Sal 71:3; Mt 7:24-25; 2S 22:1-4; 1P 2:6; 2Jn 1:4-6; 3Jn 1:3; Is 2:5; Ro 6:4; Col 1:10-14; Ef 5:8-10; 1Ts 2:4; He 13:15-16; Mt 5:16; Tit 3:8; Col 1:10; Mt 24:42-46; Luc 12:35-37; Luc 18:8.