84. NO TIENES NADA

Por favor escribir el numero del mensaje

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

84. NO TIENES NADA

Eres rico ¿y te crees dueño de los bienes y de
las personas? Te digo: no tienes nada.
Pertenecen al Señor. ¿Te crees dueño de tu cuerpo,
tu mente y tu corazón?  Te digo: Pertenecen al Señor.
¿Te crees amo y señor de la tierra y del universo?
Te digo: Pertenecen al Señor. Entonces, ¿qué te tengo?
¿Qué es mío? Te digo: ¡Nada! Todo pertenece al Señor.
Entonces, no entiendo mi papel sobre la tierra.
¡Claro que si lo entiendes! Te lo voy a recordar:
Somos aves de paso. Somos peregrinos
sobre la tierra porque buscamos una patria mejor.
Al morir no podemos llevar nada. No atesores en la tierra;
atesora en los cielos. Recuerda: Estamos de paso.
Morimos y nuestros hijos repiten este ciclo. Entonces,
¿qué vale la pena hacer mientras somos peregrinos
sobre la tierra?  Caminar con Dios; es decir, obedecerle
en todo. Poner por obra todos sus mandatos.
Amalo con todas tus fuerzas, con toda tu mente
y con todo tu corazón. En esta forma, vale la pena
vivir porque por misericordia de Dios y no por méritos propios,
tenemos una esperanza real: Tener vida eterna
y estar delante del Señor Jesucristo.

*   Ap 3.17; Sal 24:1-2;  Sal 50:10-12; Hag 2:8; Ex 19:5; Lev 25:23; 1 Co 10:26; Ez 18:4; Job 38:1-41; 1Co 6:19-20; Dt 10:14; 1Co 7:23; 1Ti 6:7-8; He 11:13-16; Fil 3:20-21; Lc 12:16-21; Mt 6:19-21; 1 Ti 6:17-19; Lc 18:22-27; 2Co 10:5; 1Ti 6:14; Sal 37:5-6; Sal 119:15; Gá 6:8; Jn 6:28-35; Mt 19:16-21; Mt 7:24-25; Dt 6:5; Dt 4:29_31; Mc 12:30; Lc 10:27; Ef 2: 8-9; Ro 3:24; Ef 2:5.